Parecía que la sesión caminaría en positivo pero poco ha tardado la renta variable española es cambiar de rumbo. Los ánimos se han ido deshinchando hasta dejarse un 0,24% gracias a las órdenes vendedoras que imperan entre el sector bancario, especialmente en BBVA y Banco Santander. En el mercado de divisas, el euro cede posiciones hasta 1,3643 dólares mientras en el mercado de materias primas el barril de crudo Brent baja hasta 96,55 dólares.


Otro varapalo para la confianza española. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para 2011 y mantiene las de 2012, pero recorta en una y tres décimas respectivamente sus expectativas para España, cuyo PIB crecerá un 0,6% este año y un 1,5% el año. Un mensaje que ha sentado como un jarrón de agua fría al mercado que, pese a caminar en verde durante los primeros compases de la sesión pronto ha cambiado de rumbo. Todo ello, en un día en el que además el Banco de Japón ha mantenido los tipos de interés virtualmente en cero.

Dentro del selectivo español, vuelve a ser el sector bancario el que encabeza los descensos. Así, Bankinter se deja más de un 4%, seguido por las acciones de Banco Santander que pierde un 2,22%, BBVA se deja un 2,03% mientras Banco Popular cede un 1,90%.

Mejor tono impera entre el resto de pesos pesados pues Iberdrola consigue nadar a contracorriente al sumar un 0,14%, Telefónica avanza un 0,41% mientras Repsol YPF se anota un repunte del 0,38%.

Entre las recomendaciones del día se sitúan los títulos de Acerinox, recomendación de compra por parte de los analistas de Nomura. Un consejo que ha elevado la cotización de Acerinox hasta el 1,82%.

Dentro del mercado continuo, Nicolás Correa lidera las ganancias al sumar más de un 4%, seguido por las acciones de Inypsa que repunta un 2,99%, Ercros sube un 2,80% mientras Miquel y Costas ganó un 0,98%. Del lado de los descensos, Cleop se dejó un 4%, La Seda de Barcelona perdió un 2,45% mientras Sos Corporación cedió 1,75%.