La crisis financiera desencadenada hace prácticamente dos años a raiz de las hipotecas 'subprime' y los activos 'tóxicos' acumulados en los balances de los bancos de EEUU ha facilitado una "invasión" del sector por parte de entidades internacionales, principalmente de España y Canadá, por mantenerse al margen de las turbulencias provocadas por estos activos, según la revista 'Forbes'.
En concreto, la publicación resalta que desde 2007 diez de las 14 compras de entidades estadounidenses por parte de bancos extranjeros fueron protagonizadas por instituciones de España y Canadá.

A este respecto, 'Forbes' señala que Banco Sabadell acordó el mes pasado la compra del banco de Miami Mellon United National Bank, que se suma a las adquisiciones realizadas por Banco Santander, que completó la compra del Sovereign Bancorp, y de Caja Madrid que adquirió el 83% del City National Bank of Florida. Asimismo, la publicación apunta que BBVA, que compró el banco Compass Bancshares en 2007, probablemente busque ampliar su presencia en EEUU.

En el caso de las entidades españolas, la revista indica que éstas cuentan con la ventaja del idioma en su expansión por el Sureste de EEUU a raiz del 'boom' de la población de origen hispanoamericano, así como el sistema de provisiones impuesto por el Banco de España, que ha dotado a las entidades españolas de una mayor capacidad de resistencia ante las turbulencias que sus competidoras de EEUU.

Asimismo, 'Forbes' destaca que los bancos de España y Canadá en general no tienen los problemas de activos 'tóxicos' que han dañado las cuentas de los bancos de EEUU y señala que, puesto que no pueden recurrir al plan de rescate diseñado por el Tesoro de EEUU (TARP) tampoco están sujetas a las restricciones impuestas por la Casa Blanca en los que retribuciones y dividendos se refiere.

EL "BUEN HACER" DE LA BANCA ESPAÑOLA


De acuerdo con un reciente estudio elaborado por Accenture, el panorama bancario en EEUU en los tres próximos años se organizará en torno a bancos minoristas y comerciales a nivel regional, centrados en la captación de clientes, "algo en lo que los bancos españoles son conocidos por su buen hacer".

Las entidades de España y Canadá resultan convincentes en su papel como compradores potenciales porque cuentan con una fuerte posición de capital, son eficientes y son buenos a la hora de captar nuevos clientes, afirma el responsable de prácticas bancarias en Norteamérica de Accenture, Terry Moore.

"Creo que tienen unas cuantas cosas que enseñar a los bancos estadounidenses que podría cambiar el panorama competitivo de EEUU", señala Moore.