El presidente de la Asociación de Banca de Alemania (BDB), Manfred Weber, ha dado hoy una nueva muestra de optimismo respecto a la evolución de la primera economía europea tras un comienzo de año "extremadamente bueno", por lo que ha elevado las perspectivas de crecimiento para el país en 2008 a un rango de entre el 2,25% y el 2,50%, frente al 1,6% previsto con anterioridad. Sin embargo, el banquero se ha mostrado menos confiado en una rápida recuperación de EEUU.