El presidente de Islandia, Olafur Grimsson, rehusó hoy firmar la ley que autoriza al Gobierno a indemnizar a los ahorradores e inversores británicos y holandeses afectados por la quiebra de los bancos del país, decisión que obliga a someter el texto a referéndum, según informa el Gobierno islandés en un comunicado.