El ministro de Finanzas de Irlanda, Brian Lenihan, ha descartado que el país entre en una situación de suspensión de pagos y deje de hacer frente a sus compromisos con los tenedores de deuda irlandesa, e incluso ha apuntado el país podría volver a los mercados de deuda en 2011.
"No está descartado que Irlanda regrese a los mercados el próximo año a los mercados de deuda. El calendario lo dictará la evolución de los tipos de interés", aseguró Lenihan en una entrevista concedida al diario 'Les Echos'.

En este sentido, defendió que la situación de la economía irlandesa es "clara" y que cualquier impago de la deuda, de la que el 84% está en manos de inversores internacionales, tendría "consecuencias negativas duraderas".