ING Group  venderá activos no estratégicos por valor de hasta 8.000 millones de euros y recortará su presencia geográfica en un intento por reorientar su negocio y mejorar su posición de capital, según un discurso que va a dar el jueves el consejero delegado designado, Jan Hommen, en el día del inversor de la compañía. Hommen señala que ING planea concentrarse en mercados donde ya cuenta con una sólida posición y que su anunciado programa de reducción de costes de 1.000 millones de euros sigue su camino según lo planeado. Añadió que también siguen en marcha otras medidas de reducción del riesgo.
ING ha llevado a cabo ya la mitad de su plan de tener un balance de 110 millones de euros, indica el consejero delegado. La compañía ha elevado a entre 10 y 15 el número de negocios que venderá en los próximos años. Prevé obtener entre 6.000 millones y 8.000 millones  de euros, liberando 4.000 millones de capital. Previamente había dicho que esperaba obtener entre 2.000 millones y 3.000 millones de euros con las ventas.

ING Bank se centrará en Europa, incluido el negocio minorista en los países del Benelux y en Europa Central. El negocio asegurador se centrará en el Benelux, EEUU, Europa Central, América Latina y Asia y el Pacífico, aunque se estudiará la presencia en China y Japón, señala Hommen.

ING recibió en octubre una inyección de 10.000 millones por parte del Estado holandés, a lo que siguieron en enero garantías estatales para sus activos tóxicos por 27.700 millones.

Los títulos de ING abrieron con un repunte del 8,4% tras la noticia. A las 0803 GMT, subían un 11% a EUR