ING Direct España obtuvo un beneficio bruto de 75 millones de euros en 2009, un 70,5% más que el ejercicio anterior gracias al crecimiento experimentado en clientes y fondos gestionados, así como a una "eficaz contención de costes y al aumento de los ingresos financieros", según explicó hoy la entidad.