La compañía textil de moda Inditex ha mejorado su beneficio neto en el primer semestre del año un 33 por ciento, hasta alcanzar los 393 millones de euros, en la parte alta de las previsiones de los analistas. Sus ventas han alcanzado los 4.124 millones de euros, un 19 por ciento más que hace un año, mientras que las ventas en tiendas comparables han crecido un 7 por ciento. El EBITDA, beneficio bruto de explotación se ha incrementado un 29 por ciento hasta los 782 millones de euros.
En lo que respecta a la evolución del tercer trimestre, Inditex recalca en un comunicado que en las primeras semanas de septiembre, las ventas en tiendas comparables muestran una evolución 'en línea con las expectativas'. En una nota remitida a la CNMV, el grupo textil señala que los costes operativos de Inditex se han incrementado un 18 por ciento hasta los 1.527 millones de euros en el primer semestre. Márgenes El resultado neto de explotación (Ebit) ha alcanzado los 542 millones, un 34% superior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. El margen bruto ha alcanzado los 2.298 millones de euros, un 20% más que en el mismo período del ejercicio anterior, situándose en el 55,7% de las ventas desde el 54,9% del primer semestre del año anterior. Las ventas en las tiendas situadas fuera de España se han elevado hasta el 62% del total, frente al 60% del mismo periodo del año anterior. Respecto a la distribución por áreas geográficas, Europa, exceptuando España, se consolida como la región con mayor peso enlas operaciones del grupo, con un 41% de las ventas totales. Inditex cierra este periodo del ejercicio con 3.336 establecimientos de sus ocho formatos en un total de 66 países, en los que, en el último año, el grupo ha generado 10.109 puestos de trabajo, con lo que sitúa su plantilla en 72.377 empleados en todo el mundo.