La bolsa de nuestro país reaccionará al alza o a la baja según avancen las medidas pactadas en la pasada cumbre europea. Ahora bien, si las pretensiones que se dieron a conocer el viernes se lleven a efecto, el índice podría ir a buscar los 8.000 puntos sin ningún problema.


El lunes el IBEX 35 superó la resistencia fijada en los 7.000 puntos, salvando ese gap alcista que se observa en el gráfico. Tras la ruptura del neckline, entramos en un posible proceso de consolidación de niveles desde el punto de vista técnico. Se puede apreciar con ello la formación de la figura de cambio de tendencia a corto plazo Hombro-Cabeza-Hombro invertida, con primer objetivo potencial en la zona de los 8.000.

Situamos así el soporte de protección en los 6.800 puntos. Apoyándonos en esta estructura, recomendamos mantener la posición larga en el índice, y estar atentos a esa posible vuelta al soporte de los 6.800 para incrementar posiciones para aquellos clientes especuladores con stop en valores con buenas fundamentales. La resistencia a corto más importante se fija en niveles próximos a los 7.500 puntos.




Sin embargo, las noticias no son tranquilizadoras para el mercado de nuestro país. A pesar de que a lo largo del mes de junio han ido apareciendo claros síntomas para la formación de un posible suelo, el sentimiento general es muy negativo. En las próximas sesiones todo cabe esperar que se muestre alcista, aunque desde Aspain 11 creemos que, a pesar de este movimiento alcista de corto plazo, dada la temporalidad en la que nos adentramos, con el HCH invertido es de esperar movimientos bajistas posteriormente con profundización en pérdidas de niveles. Tendremos sesiones en verde, alcanzando los 8.000, pero la euforia en estos casos no es buena compañera, y pasará tiempo hasta que se observe un verdadero cambio de tendencia en el índice bursátil español. A nuestro criterio, a partir de octubre se puede originar un buen precio de compra, pero con estrategias de buscar precio medio con trajes a medida para cada cliente, partiendo de la preservación del capital.


S&P 500: Tendencia alcista pese a puntuales correcciones

Tomando un plazo de 3 años con velas semanales, vemos como en los retrocesos, el precio se aleja ya del soporte a largo que fijábamos en los 1.090 puntos en octubre de 2011, continuando así con el canal alcista que preveíamos el pasado mes.



Para el medio y corto plazo, una vez rota la resistencia, se ve como el precio ha vuelto a respetar el nivel de retroceso en el 38,2%, en puntos 1.270. A falta de figuras de cambio de tendencia y una vez hecho el retroceso, el precio deberá tender a mantener la tendencia alcista, marcando el nivel de los 1.420 puntos como principal resistencia. Habrá que vigilar el volumen si el precio atacase ese nivel, puesto que de romperlo entraríamos en una tendencia al alza del índice, tocando máximos históricos. Sin embargo, de atacarlo y no penetrarlo, estaríamos ante un doble techo, señal de cambio de tendencia, y con un posible retroceso de más de la mitad del impulso.

En lo referente al indicador RSI 14, se encuentra por encima de 50 por lo que no muestra fuerza neutral, sin síntomas claros de compra o venta. Las Medias Móviles Simples (MMS), siguen con sentimiento alcista, desde su último cruce, aunque se puede apreciar como un cambio de tendencia no se descarta, por la aproximación de las Medias, hacia un posible cruce bajista, cuando la corta cruce a la larga de arriba abajo.

Desde Aspain 11 consideramos como nivel de referencia los 1.340 puntos básicos. El viernes pasado la bolsa americana cerró por encima de ese nivel y mientras se mantenga arriba del mismo y no lo perfore vamos a valorar como escenario más probable que se irá a la zona de máximos. A pesar de que pueda haber una corrección a la baja en el corto plazo, pensamos que tras ello la tendencia del S&P 500 será claramente alcista.