Las acciones de la aerolínea española se revalorizan un 0,27 por ciento y se colocan a 3,67 euros, a pesar del mal tono del mercado y de todo el sector en Europa. Y es que las aerolíneas se ven penalizadas como consecuencia de la alerta terrorista que vive Reino Unido, tras los atentados fallidos contra Londres y el aeropuerto de Glasgow (Escocia).