Iberdrola no ha presentado una oferta para adquirir British Energy, aunque todavía no ha tomado una decisión definitiva y mantiene su interés en participar en el programa de desarrollo nuclear del Reino Unido. Según indicaron a Efe fuentes conocedoras de la operación, la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán finalmente no ha formalizado una propuesta preliminar para hacerse con la participación del 35% de British Energy que tenía el Gobierno británico. El plazo para presentar ofertas preliminares concluía hoy, aunque algunas fuentes han señalado que las autoridades británicas estudiaban ampliarlo, extremo que no se ha confirmado oficialmente.
La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán, señalaron las fuentes, sigue analizando oportunidades en Reino Unido y, al mismo tiempo, mantiene vigentes sus criterios para participar en operaciones de adquisición, que pasan por que el movimiento no sea dilutivo, aporte solidez financiera y mejore la dimensión de la compañía. Al margen de British Energy, la compañía sigue interesada en participar en el programa nuclear británico, donde el Gobierno de Gordon Brown ha decidido dar un impulso a esta fuente de generación de energía. Por su parte, fuentes de Iberdrola se negaron a realizar comentarios sobre el asunto. La empresa ha reiterado durante esta semana que no tenía una decisión adoptada acerca de su posible participación en el proceso de compra de British Energy. El Ejecutivo británico ha expresado su deseo de vender el 35% de esta empresa. La compra de esta participación, que podría valer 2.000 millones de libras esterlinas (2.602 millones de euros), obligaría automáticamente a lanzar una oferta por el 100% del capital, según la ley de OPA británica. Otra de las empresas internacionales que han llegado a expresar su posible interés por el grupo británico son la francesa EDF y la alemana RWE.