Iberdrola Inmobiliaria ha comenzado la construcción del proyecto Porta Firal, en Barcelona, en el que tiene previsto invertir más de 250 millones de euros y que se ha convertido en el referente de la compañía y de la capital catalana en el sector terciario. La filial de Iberdrola se hizo a finales de 2006 con la propiedad del 100% del proyecto, que, ubicado a la entrada del nuevo recinto de la Fira de Barcelona, consta de cuatro torres de oficinas con una superficie total de 91.110 metros cuadrados y se prevé que esté culminado a finales de 2011. Tres de las torres, que contarán con 22 plantas, dispondrán de una superficie alquilable sobre rasante de 23.588 m2 cada una. La cuarta torre, de 14 plantas, tendrá una superficie alquilable de 20.344 m2, con más de 1.000 plazas de aparcamiento subterráneo.