Iberdrola obtuvo en 2017 un beneficio neto de 2.804 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior. La eléctrica bate las previsiones de los analistas que esperaban unos beneficios de 2.788 millones de euros.

La compañía presidida por José Ignacio Sánchez Galán ha justificado el crecimiento del beneficio a los negocios de redes, principalmente en Estados Unidos, y renovables, así como a la integración desde septiembre de Neoenergia en Brasil, que contrastan con el pobre rendimiento de su negocio español de generación lastrado por el impacto de la sequía.

En 2017, las inversiones alcanzaron los 5.891 millones de euros, un 38% por encima de las de 2016, que se centraron en los negocios regulados, de energías renovables y de generación mediante contratos a largo plazo. Un 72% del total se destinó a crecimiento, según apunta en la presentación de resultados remitiados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Iberdrola indica en sus cuentas que la reforma fiscal de Estados Unidos, promovida por Donald Trump, supuso un impacto neto positivo de 1.284 millones de euros, que la compañía ha destinado casi en su totalidad a provisiones y medidas de eficiencia, lo que ha reforzado su perfil de negocio.

 

 

Los ingresos de la compañía aumentaron el pasado año un 9% desde los 28.759 millones de euros a los 31.263 logrados en 2017. Sin embargo, el resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 7.318 millones, un 7,75% menos que en 2016 cuando llegó a los 7.933 millones de euros.

En España, el ebitda se ha reducido un 0,9%, hasta los 493, millones de euros debido a menor producción (-2,6%). "Ajuste positivo por incentivos a la inversión compensado por el menor activo regulatorio consecuencia de mayores precios que en 2016 ", explica Iberdrola en el hecho relevante de sus cuentas anuales.

En 2017, la filial de Iberdrola en Estados Unidos (Avangrid) aumentó su beneficio neto ajustado un 6%, hasta los 682 millones de dólares (553,8 millones de euros). Neonergia, la filial brasileña de Iberdrola, obtuvo un beneficio neto de 406,08 millones de reales (unos 101,7 millones de euros) en 2017, lo que supone un 34% más con respecto al ejercicio anterior.

CAE UN 2% EN BOLSA

En bolsa, las acciones de la compañía eléctrica caen este miércoles un 2,15% hasta los 6,016 euros por acción. En 2018 los títulos de Iberdrola caen un 4,85%. A cierre de año, la compañía apunta que tenía un PER (ratio precio-beneficio) de 14,55 veces frente a las 14,66 veces de diciembre de 2016 y cotizaba a un precio por valor en libros de 0,95 veces en diciembre de 2017 frente a las 0,97 veces de diciembre de 2016. El beneficio por acción aumentó también de 0,44 euros a 0,43 euros de 2016.

La compañía propondrá a la junta general de accionistas, convocada para el próximo 13 de abril, una remuneración anual con cargo a 2017 de 0,32 euros brutos por acción, un 3,2% más que en 2016.