El grupo energético español Iberdrola ha alcanzado un acuerdo estratégico con la compañía irlandesa Petroceltic, que incluye la compra de una participación del 22,64% en la misma, con la que se contribuirá al desarrollo de los negocios de gas y petróleo de esta última en el norte de Africa y en Italia. Iberdrola invertirá 55 millones de dólares (34,8 millones de euros) en la compra, en dos plazos, de 215,8 millones de acciones de la compañía irlandesa, anunció hoy Petroceltic en un comunicado al regulador de la Bolsa de Londres.
La eléctrica española suscribió el pasado 29 de junio por 37,6 millones de dólares (23,8 millones de euros) la compra de un paquete de acciones que equivaldrán al 16,67% del grupo tras la ampliación de capital que éste llevará a cabo. La adquisición del resto de los títulos, por los que Iberdrola pagará otros 17,4 millones de dólares (11 millones de euros), se cerrará en agosto, tras la aprobación de la ampliación de capital por la junta de accionistas Petroceltic. Compromiso de no vender en dos años Como parte del acuerdo, Iberdrola se ha comprometido a no vender durante los próximos tres años ningún título de Petroceltic sin la aprobación de ésta, así como a no superar una participación del 24,9% sin su consentimiento durante el mismo período. Asimismo, Iberdrola se reserva la opción de hacerse durante los próximos dos años con el 49% de la propiedad de uno de los activos actuales de Petroceltic que ella misma elija tras el pago de otros 55 millones de dólares. Para asegurarse esta opción, Iberdrola tendrá que pagar en efectivo 7,33 millones de dólares (4,64 millones de euros) en los próximos tres meses. Ambas compañías han formado un comité conjunto que se encargará de desarrollar la alianza, e Iberdrola ha nombrado a Pablo Fuentes-Cantillana consejero no ejecutivo de Petroceltic. La compañía irlandesa destinará los fondos obtenidos con la entrada de Iberdrola a intensificar su programa de exploración y extracción de gas y petróleo en el norte de Africa, especialmente en Argelia. Petroceltic indicó que estos proyectos están muy avanzados y prevé que los primeros trabajos de extracción comiencen a principios de 2009. El acuerdo con Petroceltic es el primero por el que Iberdrola entra en una sociedad conjunta en el negocio de extracción de petróleo y gas.