Los analistas del banco británico HSBC han subido el precio objetivo a las acciones de Banco Sabadell desde los actuales 2 euros por acción hasta los 2,04 euros. Esto supone un potencial alcista del 18,6% desde los 1,72 euros actuales en los que cotiza el banco catalán.

Precisamente esta recomendación de compra de HSBC llega en unos de los peores momentos para las acciones del Banco Sabadell en el Ibex 35 en lo que va de año. En el acumulado de septiembre, los títulos del Sabadell se dejan un 6,4% y alcanza sus mínimos marcados en junio. La entidad que preside Josep Oliu se revaloriza un 29,7% en 2017, y es uno de los títulos más alcistas del selectivo español junto a Cellnex o CaixaBank.

Los expertos de HSBC indican en su informe que la preocupación por la calidad de los activos de Sabadell es “exagerada” y sitúan al banco catalán como su favorito en España. Sabadell se ha visto en los últimos meses muy cuestionado por su presencia en Cataluña, y el foco de tensión que se vive en esa comunidad con motivo del referéndum independentista emprendido por la Generalitat de Cataluña.

De hecho, en las tres últimas sesiones de la semana pasada cerró con pérdidas y el miércoles se ‘dispararon’ todas las alarmas después de que CaixaBank y Banco Sabadell fuesen los peores valores del índice español tras la detención de 16 altos cargos del Gobierno catalán relacionados con la celebración de la consulta del 1 de octubre.

El precio objetivo de las acciones del banco es de 1,84 euros, por lo que presentan un potencial alcista del 7,5%, según el consenso de los analistas recogido por Reuters. Los analistas están muy divididos con qué estrategia de inversión tomar respecto a las acciones de Sabadell: diez apuestan por comprar, diez por mantener y seis por vender.

La presencia de bajistas en el capital de Sabadell es del 1,82% y la más destacada es la del fondo británico Marshall Wace, que se ha ido elevando un 40% desde finales de julio. Un 22% del negocio del banco catalán está en Reino Unido y un 74% en España, del cual gran parte se concentra en Cataluña.