El grupo informático estadounidense Hewlett Packard (HP) ganó 5.212 millones de dólares (3.695 millones de euros) en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, que finalizó el pasado 31 de julio, lo que supone un descenso del 16% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.
No obstante, la compañía se mostró optimista para el futuro, ya que considera que el negocio "se está estabilizando", según explicó el presidente del grupo, Marck Hurd, quien se mostró confiado en que HP sea de los primeros beneficiarios de la recuperación económica y en que la compañía recobre el pulso cuando las condiciones mejoren.

La cifra de negocio de HP en el periodo alzanzó los 83.602 millones de dólares (59.280 millones de euros), un 1,3% menos que en los nueve primeros meses del ejercicio anterior, cuando ingresó 84.761 millones de dólares (60.108 millones de euros).

En cuanto a las cuentas del tercer trimestre, el fabricante de ordenadores ganó 1.642 millones de dólares (1.164 millones de euros), un 18,9% menos, e ingresó 27.451 millones de dólares (19.468 millones de euros), un 2% menos que en el mismo periodo del ejerciico anterior.

En el mercado doméstico, los ingresos registraron un crecimiento del 8% frente al retroceso del 12% en Europa, Oriente Próximo y África. En la región Asia-Pacífico, los ingresos descendieron un 4%.

Los ingresos de la división de servicios se incrementaron un 93%, hasta 8.500 millones de dólares, debido principalmente a la adquisición de Electronic Data Systems (EDS).

La directora financiera del grupo, Cathie Lesjak, destacó como hitos del periodo el doble crecimiento de las ventas de China, el récord de beneficios en el negocio de servicios y la sólida posición de Cash Flow de la compañía.