La fábrica de motocicletas de Montesa-Honda en Santa Perpètua de la Mogoda (Barcelona) prevé una reducción de producción y ventas del 50% en 2009, según explicó hoy el director de la planta, Jordi Permanyer, durante la visita del secretario general de ICV y diputado en el Congreso, Joan Herrera, a las instalaciones. Permanyer situó el descenso especialmente en las motocicletas pequeñas, de 125cc, y Herrera se comprometió a continuar trabajando para que el plan de ayudas a la compra de vehículos del Ministerio de Industria favorezca también la adquisición de motocicletas utilitarias, de baja cilindrada. El plan catalán de ayudas al sector de la automoción sí incluye a este tipo de vehículos. Las ayudas previstas por el Govern ascienden a 140 euros para motocicletas de 125cc y un precio máximo de 3.000 euros, siempre con la condición de dar para el achatarramiento otra motocicleta antigua.