La marca francesa de moda y lujo Hermes tuvo en el primer semestre del año unos beneficios de 128,1 millones de euros, un 9% superiores a los obtenidos en el mismo período de 2006. La empresa anunció hoy esos resultados entre enero y junio, cuando su volumen de negocio ha sido de 721,1 millones, con un avance del 8,2%. En cuanto al resultado operativo, en la primera mitad del año se ha situado en 185,8 millones, cuatro más que un año antes, según el balance facilitado por la compañía. Hermes ha asegurado que sus resultados podrían haber sido mejores, pero que se han visto perjudicados por la evolución del tipo de cambio, en especial por el dólar y el yen, puesto que el grupo tiene en EEUU y Japón una importante cuota de clientes.