Gran Bretaña aprovechará la actual crisis económica para dar un decidido impulso a las industrias de base ecológica, que generarán empleo y permitirán una más rápida recuperación, según el primer ministro británico, Gordon Brown. En declaraciones al diario "The Independent", el líder laborista anuncia una serie de medidas destinadas a hacer de este país "líder mundial" en la producción y exportación de automóviles eléctricos, vehículos dotados de motores híbridos (a base de gasolina y electricidad) y coches tradicionales más ligeros. "Un nuevo tipo de economía saldrá de la crisis si estamos dispuestos a invertir en el futuro", explica Brown.