A Goldman Sachs le ha llegado una citación de la Oficina del Fiscal del Distrito de Manhattan, que investiga el papel desempeñado por el banco de inversión durante la crisis financiera.

Esta investigación se lleva a cabo después de que una subcomisión del Senado considerase que la entidad había "engañado" a sus clientes respecto a valores vinculados a hipotecas.

El Departamento de Justicia había recibido las conclusiones de dicha investigación, encabezada por el senador Carl Levin, para determinar si los ejecutivos de Goldman Sachs habían vulnerado o no la legalidad.

Esta citación por parte de la fiscalía neoyorkina llega apenas dos semanas después de que los abogados de Goldman Sachs mantuvieran una reunión "exploratoria", según indica Europa Press, con la oficina del Fiscal de Manhattan respecto al contenido de este informe.

El coloso de Wall Street ha esquivado hacer declaraciones “sobre cuestiones legales o regulatorias específicas”, aunque un portavoz del banco de inversión destacó que “las citaciones son algo normal en el proceso de recopilación de información, y por supuesto cuando las recibimos cooperamos plenamente”.

Parece que esta citación ha perjudicado a su cotización en Wall Street, ya que a las 19.15 hora española, cae un 1,08% hasta 134,70 dólares.