El banco estadounidense Goldman Sachs está considerando desarrollar un programa para solicitar sus directivos que donen un porcentaje de sus ganancias a obras de caridad con el objetivo de calmar las criticas ante el importe de los bonus que recibirán los altos ejecutivos de la compañía, que podrían cobrar una media de 595.000 dólares, según publica hoy 'New York Times', que cita fuentes cercanas a la situación. Goldman reservó 16.700 millones de dólares para compensaciones en los nuevos primeros meses de 2009.