El consorcio automovilístico estadounidense General Motors ha firmado un 'memorandum de entendimiento' con la empresa International Truck and Engine Corporation, filial de Navistar International Corporation, para la venta de los activos, propiedad intelectual y derechos de distribución de su negocio de vehículos industriales de tamaño medio, informó hoy la General Motors. Según este principio de acuerdo, Navistar tiene la posibilidad de hacerse con diferentes activos del negocio de vehículos industriales de tamaño medio de la firma con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, con el fin de iniciar la producción de vehículos de las marcas Chevrolet y GMC.