El grupo automovilístico General Motors estudia alternativas para aumentar la producción de cuatro de sus modelos, fabricados en Estados Unidos, ya que las ventas de estos vehículos están superando las previsiones de la compañía. Un portavoz de la corporación, Tom Wilkinson, explicó que tres de estos modelos son 'restyling' de otros tantos automóviles, mientras que el cuarto, el Chevrolet Camaro, volvió a las cadenas de producción hace cinco meses tras estar siete años sin fabricarse.