El primer ministro británico, Gordon Brown, rechazando sugerencias de un desacuerdo entre él y el gobernador del Bank of England, Mervyn King, respecto a un estímulo fiscal, dijo que su país no debe descartar tomar la acción que sea necesaria para impulsar el crecimiento. Brown espera persuadir a otras economías desarrolladas y en desarrollo en la cumbre del Grupo de los 20 (G20), que se realizará el 2 de abril en Londres, para que acuerden un gasto ambicioso que busque sacar a la economía mundial de la recesión.