El gasto de los consumidores estadounidenses aumentó un 1,1% en noviembre, la mayor subida de los últimos tres años y medio, apuntó hoy el Gobierno. El Departamento de Comercio informó, en ese sentido, de que el repunte de noviembre fue el más alto desde el incremento del 1,2% en mayo del 2004 y se situó bien por encima del 0,7% esperado por los analistas.
El sólido incremento en el gasto llega en momentos críticos para los minoristas, que temen que la actual temporada navideña sea más floja de lo habitual. El gasto de los consumidores es un indicador seguido muy de cerca por los economistas, al representar en torno a dos terceras partes del Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense. La mayoría de analistas pronostica que la primera economía mundial sufrirá una fuerte desaceleración en el actual trimestre, cuando se espera que el crecimiento avance a un ritmo anual del 1%, muy por debajo del 4,9% del tercer trimestre.