El contrato, que se desarrollará en el periodo 2007-2009, es el mayor del mundo hasta ahora dentro del sector eólico, se complementa con la firma de un convenio por el que la eléctrica comprará a Gamesa parques eólicos en EE.UU, con una potencia total de 1.000 MW, por un precio que oscilará entre los 550 y 865 millones de euros.