Miles de personas se dirigían el miércoles al centro financiero de Londres para expresar su rechazo a lo que califican de excesos del sistema capitalista, un día antes de la cumbre del G20.  En medio de fuertes medidas de seguridad, los manifestantes se reunieron en estaciones de metro de la zona para marchar hasta el Banco de Inglaterra, con pancartas como "Castigo a los saqueadores", "RIP Canary Wharf 1990-2009" (en referencia al área donde están los principales bancos británicos) o "Decisiones honradas".  Esta protesta, en la que hubo algunos forcejeos con la Policía, lleva el nombre de "G20 Meltdown (en referencia a la catástrofe resultante de la fusión de un reactor nuclear), formada por varios grupos anticapitalistas.