Los futuros de las acciones estadounidenses se aprestaban a abrir en baja el miércoles luego de que Alcoa, componente del Dow Jones, iniciara la temporada de resultados corporativos con su segunda pérdida trimestral consecutiva, reactivando los temores por la economía mundial. El productor de aluminio reportó pérdidas netas para el primer trimestre peores a las esperadas por Wall Street, debido al desplome de los precios de los metales y la crisis de la industria automotriz. Sus acciones cedían un 3,7 por ciento, a 7,50 dólares, antes de la apertura. Los futuros del promedio industrial Dow Jones DJc1 cedían 49 puntos, los del S&P 500 SPc1 perdían 3,90 unidades y los del Nasdaq 100 NDc1 bajaban 2,50 puntos.
Pulte Homes (PHM.N) señaló que comprará a la constructora tejana Centex en 1.300 millones de dólares en acciones, en medio de los severos problemas del sector. Mientras que  Intel , el mayor fabricante de chips del mundo, no tiene certeza sobre cuándo se reactivará la demanda por sus semiconductores, según su presidente Craig Barrett.

Alcoa sirve como agua fría en el rostro para atenuar el reciente optimismo", dijo Andre Bakhos, presidente de Princeton Financial Group en Princeton, Nueva Jersey. "Las señales matinales del frente global no están ayudando y resalta más el negativo panorama de resultados y de la economía mundial", agregó.