El Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió otorgar fondos de rescate a varias compañías de seguros de vida, lo que ayuda a un sector clave del sistema financiero del país, dijeron fuentes con conocimiento de la situación.  Se espera que la dependencia anuncie durante los próximos días la expansión del Programa de Alivio para Activos en Problemas, o TARP, para ayudar al alicaído sector, agregaron las fuentes.
La decisión del Tesoro agrega un tercer sector a los bancos y empresas automotrices que ya han recibido recates del Gobierno. Aunque American International Group Inc. es una importante aseguradora y es la empresa que ha recibido más dinero público, sus problemas no fueron ocasionados por sus operaciones de seguros de vida, sino por apuestas malogradas en derivados.

Las firmas de seguros de vida tendrán acceso al Programa de Compras de Capital del Tesoro, que inyecta fondos a los bancos. Se desconoce la cantidad de dinero que estará disponible para las aseguradoras y el nombre de los beneficiarios. El Tesoro afirma que aún cuenta con cerca de US$130.000 millones en dinero del TARP.

Varias firmas de seguros de vida, incluyendo Hartford Financial Services Group Inc., Genworth Financial Inc. y Lincoln National Corp., lograron acuerdos el verano pasado para adquirir firmas reguladas de ahorro y crédito con el fin de poder asumir la denominación de bancos y calificar para recibir fondos del Gobierno. Hartford y Lincoln han presentado solicitudes para obtener fondos del TARP. Genworth señaló que ha presentado una solicitud a la Oficina de Supervisión de Instituciones de Ahorro, u OTS, como un paso para obtener acceso a los fondos federales.

Prudential Financial Inc., que era propietaria de una firma de ahorro y crédito antes de que se iniciara la crisis, también ha presentado una solicitud para recibir fondos. MetLife Inc., la mayor aseguradora que se negocia en bolsa, por activos, poseía un banco registrado a nivel federal antes del inicio de la crisis. La empresa no ha comentado sobre si ha presentado una aplicación para recibir dinero del TARP.

"Esperamos los comentarios oficiales del Tesoro", dijo Whit Cornman, vocero del American Council of Life Insurers.