Los futuros del crudo Brent de la ICE subieron un centavo por encima de su máximo histórico de US$122,78 el barril el jueves en Londres, pero no pudieron mantener sus avances a medida que el dólar se fortalecía. Sin embargo, tras batir un récord por tercer días consecutivo el miércoles, el panorama alcista y las preocupaciones por el abastecimiento figuran entre los factores que hacen prever que los ascensos continuarán. "Los especuladores regresaron (...) y aún hay apetito para comprar petróleo a más de US$120 por barril", sostuvo Nas Nijjar, operador de CMC Markets en Londres. "El sesgo sigue siendo alcista y creo que en los próximos días, vamos a ver (al petróleo) sobre los US$125,50 por barril". A las 1153 GMT, el contrato del crudo Brent en la ICE para entrega en junio caía 34 centavos a US$121,98 por barril, tras retroceder desde el nuevo máximo de US$122,79 por barril. El contrato sobre el crudo dulce ligero para junio perdía 50 centavos en Nueva York a US$123,03 por barril. El contrato gasóleo para mayo ganaba US$22,75 en la ICE a US$1.146,25 por tonelada métrica, mientras que la gasolina en la Nymex para entrega en junio retrocedía 42 puntos 311,40 centavos por galón