Las acciones de Banco de Valencia caen un 13% ante la especulación sobre la toma de posiciones bajistas en el grupo y la percepción de que las acciones están caras, según indicaron fuentes del mercado. Además, la presión vendedora se veía reforzada según un agente por la publicación en la prensa de la noticia de que el cambio en el poder ejecutivo del Valencia Club de Fútbol se debe a que Bancaja -- que controla un 38,3 por ciento de Banco de Valencia-- ha decidido tomar el control del club, que le adeuda 240 millones de euros.