El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, considera que es "evidente" que la morosidad va a aumentar, pero destaca que en España es "bajísima" y está muy lejos de otros países y de experiencias anteriores. En declaraciones a los medios tras intervenir en la 41a Asamblea del Banco Asiático de Desarrollo, Fernández Ordóñez ha explicado que la morosidad "debe aumentar" no sólo por el ciclo sino porque hemos introducido en los últimos años "normas muy estrictas". Entre ellas están las nuevas Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), que establecen que cuando el titular de un préstamo deja de pagar tres cuotas, se debe considerar dudoso en su totalidad, con lo que "inmediatamente", pasado un periodo muy corto de tiempo, aparece la morosidad.