El grupo Ford ha elegido su planta valenciana de Almussafes para la fabricación de sus primeros modelos híbrido e híbrido enchufable destinados al mercado europeo, lo que requerirá una inversión de 27 millones de euros, anunció hoy el presidente de Ford Europa y máximo responsable de Fabricación de la multinacional, John Fleming.

De esta forma, la factoría de Almussafes iniciará en 2013 la producción de los nuevos C-MAX híbrido e híbrido enchufable, en un proyecto que contará con ayudas tanto del Gobierno central como del Ejecutivo autonómico de la Comunidad Valenciana.