La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings considera que el anuncio de los cargos presentados por la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC) contra Goldman Sachs no tendrá impacto material sobre el perfil financiero de la entidad, por lo que mantiene los actuales 'ratings' del banco estadounidense, situados en 'A+/F1+'.
La calificadora de riesgos considera que Goldman Sachs mantiene un balance más desapalancado y una fuerte capacidad de generar ingresos, lo que permitiría a la entidad absorber cualquier multa o acuerdo potencial, incluído el posible reembolso a los clientes afectados.

No obstante, la agencia señala que en un plazo intermedio vigilará si esta publicidad adversa tiene algún impacto en la relación de Goldman y sus clientes o a su acceso a los mercados de capitales y, de producirse, qué impacto pueden tener sobre el perfil de la entidad.

"A largo plazo, Fitch vigilará de cerca las implicaciones de esta demanda, así como su impacto sobre Goldman y otros partipantes destacados del mercado de capitales", señala la agencia, que augura "una mayor regulación o restricciones" en el modelo de negocio de Goldman y de otras entidades, por lo que la demanda cuenta con el potencial de impactar negativamente los 'ratings' y los flujos de ingresos de las entidades.

"En este momento se está considerando una profunda reforma que podría restringir significativamente algunas actividades o negocios estratégicos de Goldman", advierte Fitch en referencia a la imposición de mayores requisitos de capitalización, centralización de los derivados o restricción de algunas actividades por cuenta propia, que, a juicio de la calificadora de riesgos "podrían afectar negativamente al actual modelo de negocio de Goldman".