El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, asegura que se mantendrá al frente del Banco de España hasta agotar su mandato, en 2012, pese a los rumores suscitados en los últimos meses a raíz de su enfrentamiento con el Gobierno por sus advertencias acerca de la sostenibilidad de las cuentas de la Seguridad Social y el futuro de las pensiones. Así se lo trasladó ayer a los portavoces de la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados en el marco de una visita protocolaria a la sede del Banco de España, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias.