El consejero delegado de la constructora Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Rafael Montes, ha declarado hoy que la salida a bolsa de Realia fue una operación "que no solo buscaba precio" y "hemos preferido colocarla en este momentos sin esperar a una situación que podría empeorar". Montes ha respondido así a las críticas de un accionista que en la junta de hoy en Barcelona ha cuestionado la oportunidad, el momento y el precio al que Realia ha salido a bolsa.
El accionista Jose Luis Argente ha criticado hoy que "el consejero-delegado ha pasado de puntillas por el tema de Realia, cuando su salida a bolsa ha sido fuera de tiempo por la debacle que vivía el mercado inmobiliario". "Rebajaron ustedes el precio un 40% sobre las previsiones a las que tenían que hacer la colocación", ha criticado Argente, "con lo que resulta extraño que se sientan satisfechos". Montes ha replicado que "Realia es una operación mucho más importante que la simple colocación en bolsa por el precio, por los cambios profundos que ha supuesto en la compañía". "La salida a bolsa de Realia nos permite tener una compañía más líquida y más flexible reduciendo a la mitad nuestra exposición al mercado inmobiliario. No ha sido una operación que haya buscado solo el precio", ha asegurado Montes. El consejero-delegado de FCC ha reconocido que "nos hubiera gustado colocar Realia a un precio mayor, pero hay una ley en el mercado que es la de la oferta y la demanda". Montes ha justificado la salida a bolsa de la inmobiliaria de FCC porque "porque habíamos hecho un gran esfuerzo y la operación nos permitió obtener plusvalías por valor de más 250 millones de euros", tras lo cual ha apuntado que era mejor colocar la compañía en bolsa por si la situación del mercado inmobiliario empeoraba más. En respuesta a otro accionista, Montes ha asegurado que "se va a poder mantener el pay out -porcentaje de beneficios que se dedica a dividendo- del 50% en los próximos años. La junta de FCC, con el 75,2% del capital social representado, ha aprobado todos los puntos del orden del día, entre ellos la renovación del consejo de administración por la que entra en el mismo el presidente de Colonial, Luis Portillo; y las cuentas correspondientes al ejercicio del 2006.