Las bolsas europeas han abierto este viernes con signo mixto, con el FTSE 100 de Londres liderando las subidas en el en torno del medio punto porcentual gracias a la depreación de la libra esterlina a mínimos de dos semanas frente al dólar. La jornada está condicionada en parte con el vencimiento mensual de futuros y opciones.

El CAC 40 cotiza en verde con una subida del 0,10%, mientras que el Dax se deja un 0,15%, el IBEX 35 un 0,05% y el FTSE Mib italiano un 0,15%. En el EURO STOXX 50 el valor más destacado es la filandesa Nokia, que se revaloriza un 3,6%, seguido de LVMH con un alza del 0,7% y Vivendi un 0,66%. Mientras que las caídas más destacas son las de ASML con un descenso del 1,8%, Unilever un 0,95% y Deutsche Bank un 0,5%. 

Los resultados mejores de lo esperado disparan las cotizaciones de dos de las mayores empresas suecas. Ericsson rebota un 15%, mientras que la 'teleco' sueca Telia se anota subidas del 7% en la apertura de la Bolsa de Estocolmo.

A nivel macro económico, la sesión estará marcada por los datos empresariales y la evolución del alza del petróleo lo que vuelva a marcar el tono de los mercados, si no ocurre nada inesperado. Las cifras más importantes por conocer serán el IPC alemán -un día después de que el temor a un repunte de los precios llevase la tir del bono a 10 años del país hasta 0.60%- y la confianza del consumidor de la Eurozona.

La semana que viene los mercados europeas tendrán importantes catalizadores como los PMI del lunes en Francia, Alemania y la Eurozona, mientras que el jueves el Banco Central Europeo se reunirá para decidir que hacer con los tipos de interés y posteriormente el presidente Mario Draghi ofrecerá una conferencia de prensa. 

A nivel de resultados se conocerán las cuentas de Banco Santander e Iberdrola el martes, el jueves las de la 'teleco' francesa Orange, la petrolera Total o Telefónica y el viernes las de Sanofi, Airbus o BBVA.

La libra británica coqueteaba con mínimos de dos semanas frente al dólar este viernes tras unos comentarios del Banco de Inglaterra y un flojo dato de ventas minoristas en Reino Unido. Entretanto, el yen bajaba al seguir mejorando el apetito por activos de mayor riesgo.

El precio del crudo seguía cerca de las máximas de tres años alcanzadas esta semana mientras los recortes de producción de la OPEP siguen retirando gradualmente el exceso de oferta del mercado.

Los tres principales índices de referencia de Wall Street cerraron con caídas el jueves, arrastrados por un descenso de las tabacaleras y preocupaciones por la demanda de teléfonos móviles, aunque un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro y algunos resultados apuntalaron un rebote del sector financiero.

Las bolsas asiáticas descendieron este viernes lastradas por el sector tecnológico tras la advertencia sobre la demanda de móviles inteligentes del mayor contratista de semiconductores del mundo, mientras los altos precios del petróleo provocaban temores inflacionistas y debilitaban a los bonos soberanos.