La agencia europea de gestión del tráfico aéreo, Eurocontrol, espera que hoy despeguen entre 8.000 y 9.000 vuelos en el espacio aéreo europeo, es decir, sólo el 30% de los 28.000 previstos que cubrirán el 50% del área continental, debido al impacto de la nube de ceniza provocada por el volcán isladés Eyjafjalla, según informó en un comunicado.

En estos momentos, siguen sin prestarse servicios de control del tráfico aéreo para aviones civiles en la mayor parte del espacio aéreo europeo. Ello incluye Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Hungría, Irlanda, Países Bajos, norte de Italia, Polonia, Rumania, Eslovenia, Suiza, partes de Ucrania y Reino Unido.