Continúa la paulatina devaluación de las divisas ligadas a las materias primas. La corrección del superciclo como consecuencia de la desaceleración de la demanda global en China abre un escenario para apostar contra divisas como NZD, AUD o incluso CAD. 
El Euro con el dólar continuo en una senda muy lateral, y este tipo de movimientos juntando las tres fuerzas en términos de medias móviles con diferente horizonte temporal suelen preceder a violentos “breakouts”. En este sentido podemos observar desde la plataforma ProRealTime de Interdin.com cómo la baja volatilidad del cruce se expresa a través de la convergencia de las tres medias móviles simples de corto medio y largo plazo anticipando un violento breakout de la pauta triangular. Los soportes y resistencias de referencia están detallados en la grafica.



El Euro desde hace un año entro en una senda de baja volatilidad diaria que frenó en seco las posiciones vendedoras de fuerte capitalización, defiendo la tendencia de largo plazo desde el nivel de 1,20 dólares por euro. El círculo de baja volatilidad en el que estamos inmersos con todos los promedios por debajo de los 100 puntos básicos diarios expresa que se han capitalizado posiciones compradoras de largo plazo y que la inercia del cruce es al alcista. La semana que viene mostraremos una grafica que muestra la fuerte correlación entre la depreciación del euro y los incrementos de volatilidad.

De nuestra sesión de trading en vivo del pasado 8 de mayo mantenemos abierta la entrada en largo eurjpy en 130,19 con el objetivo en 135 yenes por euro. La rentabilidad nominal de las operaciones hasta la fecha ha sido la siguiente gbpjpy 1,61%, eurusd -2,25%, euraud 2,89% y eurjpy a cierre de ayer 0,51%. La sesión de trading en vivo replica en cada operación el tamaño del contrato con el equity de cada cuenta, de tal forma que la rentabilidad nominal total hasta la fecha es 2,76%.