El grupo Euro Disney perdió 37,5 millones de euros en el primer semestre de su año fiscal, que concluyó en marzo pasado, lo que supone una reducción del 45,8% frente a igual periodo del ejercicio anterior, cuando tuvo unas pérdidas de 69,2 millones de euros. El incremento de los visitantes a la localidad de Marne-la-Vallée, donde se encuentra el parque de atracciones, y el ascenso del gasto medio por turista permitieron a Euro Disney subir su facturación un 18,1%, a lo que se sumó una mejora del resultado de explotación, señaló la empresa en un comunicado. La facturación en los seis primeros meses del ejercicio de 2008 fue de 605,5 millones de euros, con un incremento tanto en las actividades derivadas del parque de atracciones como de los hoteles que lo rodean.