España es, junto con los países nórdicos, uno de los estados europeos líderes en la implantación de la factura electrónica entre empresas, con una penetración estimada de más del 12% en 2010, frente a la media europea del 7%, informó hoy el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros. Sin embargo, Ros reconoció que, si bien España está "a la cabeza" en lo que a empresas se refiere, en el caso de la factura electrónica a consumidores "nuestro país está en tercera división o más bien segunda B", con una penetración de entre el 1 y el 6%.