La compañía energética italiana Eni SpA informó el viernes de que el oleoducto nigeriano que abastece la terminal de Brass fue saboteado y que su producción se ha suspendido. En un comunicado, Eni, la mayor energética italiana por valor de mercado, señaló que el ataque se produjo entre el jueves y el viernes y que la producción se paralizó de forma inmediata y sigue detenida. No se ha indicado cuándo se reanudará la actividad habitual. La cantidad total de producción perdida asciende en estos momentos a 33.000 barriles de crudo diarios, de los que 6.000 barriles corresponden a Eni, y 2 millones de metros cúbicos de gas natural, de los que 437.000 pertenecen a la firma italiana, explicó la empresa. Eni no informó sobre a quien corresponde la autoría del sabotaje.