El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, ha dicho que espera "con serenidad" la respuesta del Gobierno español a la decisión de la Comisión Europea de declarar ilegales varias de las condiciones a la compra de Endesa por parte de la eléctrica italiana y Acciona, y adelantó que la controversia entre Bruselas y las autoridades españolas "no cambia nada". "Esperamos con serenidad la decisión del Gobierno español", aseguró el directivo italiano, quien añadió que la exigencia de la Comisión para que antes del 10 de enero de 2008 se retiren las condiciones no tendrá ninguna incidencia sobre las cuentas de Enel.