El grupo papelero Ence espera duplicar su capacidad de producción eléctrica a partir de biomasa y alcanzar los 1,2 millones de megavatios-hora (MWh) en los primeros meses de 2009, frente a los 600.000 MWh actuales, lo que supondrá unos ingresos de entre 130 y 150 millones de euros al año. En declaraciones a los medios tras la celebración de la Junta General de Accionistas, el consejero delegado de Ence, Pedro Oyarzábal, subrayó que la apuesta energética de la compañía es "muy clara" y que los ingresos obtenidos en esta área sirven para compensar otras inversiones. La compañía desarrolla actualmente un plan de renovación de sus plantas en España, fundamentalmente la de Navia (Asturias) de cerca de 270 millones de euros, cuyos efectos comenzarán a notarse en los resultados y en la capacidad de producción de la compañía a partir de 2009.