Ence está ejecutando nuevos programas de reducción de costes en negocios como el de la madera y mejorando la gestión de circulante con el objetivo de abaratar en un 30% la producción al cierre del cuatro trimestre del año. Los directivos del grupo explicaron durante la junta de accionistas celebrada hoy que, gracias a estas medidas, la estructura de costes de la compañía se situará en niveles de eficiencia que garantizan la máxima rentabilidad en un entorno de contracción de mercado. También durante la junta, Ence anunció la puesta en marcha de un plan de desarrollo forestal dirigido a procurar mejoras de productividad y a ampliar las áreas bajo gestión, como garantía tanto de una producción eficiente de celulosa como de la ejecución de proyectos en energía renovable con biomasa.