Francesc Robert Ribes, uno de los vicepresidente de La Seda de Barcelona, ha reducido su participación en la compañía hasta el 0,031 por ciento, tras desprenderse de un 0,4 por ciento de su capital a un precio comprendido entre 2,41 y 2,53 euros. Las acciones de la compañía catalana se dejan un 0,37 por ciento a las 12:10 horas y se colocan a 2,66 euros.