La Comisión Europea (CE) se ha felicitado por el fallo del Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea (UE), que esta mañana respaldó el grueso de la decisión del Ejecutivo comunitario contra el gigante informático Microsoft. La compañía que preside Bill Gates tendrá que hacer frente a una multa de 497 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado y no ceder información básica a sus competidores.
En un breve comunicado en el que anuncia que hará más adelante un análisis de la histórica sentencia, el Ejecutivo de la UE "saluda" la decisión de la Corte europea, que hoy confirmó la multa de 497,2 millones de euros impuesta a Microsoft en 2004 por abusar de su posición dominante en el mercado. La Corte dio la razón al ejecutivo de la UE, que en 2004 condenó a Microsoft por aprovecharse del monopolio de su sistema operativo Windows para expulsar del mercado a otros competidores, a los que, además, no facilitó la información necesaria para fabricar productos compatibles con Windows. El Tribunal consideró, además, adecuados los remedios impuestos por Bruselas: obligar a vender Windows sin el reproductor de medios Media Player integrado y forzar a Microsoft a ceder a sus competidores ciertos protocolos para garantizar que sus programas puedan "dialogar" con el sistema operativo de Microsoft. El Tribunal presidido por el magistrado danés Bo Vesterdorf anuló, sin embargo, una de las medidas fijadas por la Comisión: la designación de un "árbitro" independiente, a propuesta de Microsoft, con capacidad para acceder a toda la información relevante de la compañía, para supervisar el cumplimiento de la decisión de Bruselas. Según la sentencia, el ejecutivo de la UE fue "demasiado lejos" con esta iniciativa. El Tribunal cree que la Comisión no tiene autoridad para obligar a Microsoft a dar tanto poder a un experto externo y también le reprocha que hiciera responsable a la empresa de todos los gastos asociados a la labor de ese "árbitro". En cuanto a la multa, los jueces sentenciaron que Bruselas no se equivocó al evaluar la gravedad y duración de las prácticas anticompetitivas, por lo que mantuvieron la sanción de 497,2 millones de euros, la más alta impuesta nunca por la autoridad europea de competencia. El fallo del Tribunal de Primera Instancia puede ser recurrido, en el plazo de dos meses, ante el Tribunal de Justicia de la UE. Princiales hitos - Diciembre de 1998 - El fabricante estadounidense de programas Sun Microsystems presenta ante la Comisión Europea (CE) una denuncia contra Microsoft por abuso de posición dominante. - Febrero de 2000 - La CE revela que está investigando el posible abuso de posición dominante de Microsoft en el mercado de los sistemas operativos. - Agosto de 2000 - La CE abre un procedimiento formal contra Microsoft basado en que la multinacional no ofrece información técnica a otros fabricantes para que sus productos puedan interoperar con su sistema operativo Windows y en que discrimina a algunos en la concesión de licencias. - Agosto de 2001 - La CE abre procedimientos adicionales contra Microsoft, al sospechar que la empresa puede usar prácticas ilegales para ampliar su dominio en los sistemas operativos para servidores de gama baja y que, además, incurre en una práctica anticompetitiva al integrar su programa Media Player en Windows. - Agosto de 2003 - La Comisión ofrece a Microsoft una última oportunidad para alcanzar una solución negociada antes de terminar su investigación antimonopolio. - Marzo de 2004 - Fracasan las negociaciones entre Microsoft y el Ejecutivo comunitario. El entonces comisario de Competencia, Mario Monti, anuncia que propondrá una sanción al Colegio de Comisarios y la compañía avisa de que recurrirá ante los tribunales. - Marzo de 2004 - La CE impone a Microsoft una multa récord de 497,196 millones de euros por abusar de su cuasimonopolio en el mercado de sistemas operativos con el fin de dominar también los mercados de sistemas para servidores y de reproductores multimedia. Bruselas exige a la compañía que comercialice en un plazo de 90 días en la UE una versión de Windows sin Media Player y que facilite a sus competidores, en un plazo de 120 días, las interfaces necesarias para que sus productos puedan "dialogar" con Windows. Microsoft anuncia que recurrirá y augura un proceso legal de varios años. - Junio de 2004 - El responsable de política antimonopolio en EEUU, el fiscal general adjunto Hewitt Pate, expresa su preocupación por las implicaciones de las acciones de la CE contra Microsoft. - Junio de 2004 - Microsoft presenta un recurso ante el Tribunal de Primera Instancia de la UE en el que solicita la anulación de la decisión de la Comisión. - Junio de 2004 - La compañía solicita al Tribunal de la UE la suspensión cautelar de las medidas correctoras reclamadas por la CE. - Julio de 2004 - Microsoft paga la multa impuesta por la CE, cuyo importe es depositado en una cuenta bloqueada hasta que la Justicia europea dirima el litigio. - Diciembre de 2004 - El Tribunal de Primera Instancia rechaza suspender cautelarmente las medidas exigidas por la Comisión, aunque no se pronuncia sobre la cuestión de fondo. - Marzo de 2005 - En paralelo al litigio judicial, Microsoft notifica a la CE que acepta sus principales condiciones técnicas para ofrecer una versión de Windows desprovista del reproductor multimedia Media Player, que comienza a distribuirse el 15 de junio. - Junio de 2005- La CE anuncia que evaluará nuevas propuestas de Microsoft en las que la empresa explica cómo va a cumplir con la exigencia de facilitar la operatividad de los programas de otras empresas con Windows. - Agosto de 2005 - Microsoft presenta una demanda separada ante el Tribunal de Primera Instancia de la UE en la que pide que se anule la decisión de la CE que le obliga a compartir sus protocolos informáticos con empresas rivales. - Octubre de 2005 - La comisaria europea de Competencia, la holandesa Neelie Kroes, se reúne con el presidente de Microsoft, Steve Ballmer, para estudiar el cumplimiento de las sanciones. La CE anuncia el nombramiento del experto informático británico Neil Barrett, propuesto por la compañía, como árbitro independiente para evaluar si Microsoft cumple las sanciones. - Noviembre/diciembre de 2005 - Dos informes de Barrett concluyen que la información ofrecida por Microsoft para que otras empresas puedan fabricar programas compatibles con Windows es imprecisa y de escaso valor. - Diciembre de 2005 - La CE amenaza a Microsoft con una multa de hasta dos millones de euros diarios si no rectifica y cumple sus exigencias sobre la divulgación de información a otras compañías. - Febrero de 2006 - Microsoft revela que ha ofrecido 12.000 páginas de información técnica y otras facilidades para empresas fabricantes de programas y da por cumplidas todas las exigencias de Bruselas. La CE replica que es ella la que debe decidir si Microsoft realmente ha cumplido lo que se le pide. - Marzo de 2006 - La CE comunica a Microsoft que aún no ha cumplido con las medidas que le exigió en marzo de 2004. - Marzo de 2006 - La Comisión revela que ha enviado una carta a Microsoft en la que le manifiesta su preocupación porque el nuevo Windows Vista, cuyo lanzamiento se prevé para 2007, incorpore programas que actualmente se comercializan por separado. - Marzo de 2006 - Representantes de Microsoft y de otras empresas afectadas comparecen ante la CE para determinar si la compañía de Redmond está cumpliendo las exigencias. En paralelo, el Gobierno de EEUU comunica a Bruselas su inquietud por la posibilidad de que Microsoft sea objeto de un trato injusto. Al término de la audiencia, la empresa asegura que por fin ha entendido qué concesiones debe hacer para evitar la sanción. - Abril de 2006 - El Tribunal de Justicia de la UE celebra una vista sobre el recurso de Microsoft contra la decisión de la CE de sancionarle por abusar de posición dominante. La vista dura cinco días, lo que la convierte en la más larga de la historia del Tribunal para un único asunto y con un único demandante. - Julio de 2006 - Los 25 respaldan la propuesta de la Comisión de imponer a Microsoft una multa diaria, con efecto retroactivo desde el 15 de diciembre de 2005, por no haber facilitado a sus rivales la información necesaria para interoperar con Windows. - Julio de 2006 - La comisaria Kroes anuncia que castigará a Microsoft con una sanción de 280,5 millones de euros por incumplir sus demandas y le amenaza con elevar la multa a 3 millones diarios si continúa el incumplimiento. La compañía dice que recurrirá el castigo ante los tribunales de la UE. - Marzo de 2007 - La CE amenaza a Microsoft con una nueva multa por practicar "precios excesivos" en los datos que se ha visto obligada a suministrar a otras firmas para asegurar la compatibilidad de Windows con otros servidores, y le da cuatro semanas para responder a las objeciones. - Abril de 2007 - Microsoft responde a la demanda de la Comisión y renuncia a una vista oral. La empresa argumenta que los precios a los que vende sus protocolos a otras empresas están "al menos el 30% por debajo del precio de mercado" para productos similares