La Bolsa de Nueva York cierró el lunes a la baja, con los inversores preocupados por nuevas señales de problemas en el mercado crediticio e inmobiliario y pendientes de si la Reserva Federal de EE.UU bajará los tipos de interés, en una jornada en la que el precio del crudo volvió a batir récords. El índice Dow Jones de Industriales, el indicador más importante de Wall Street bajó un 0,29%, hasta las 13.403,42 unidades. El mercado tecnológico Nasdaq se depreció un 0,79%, para cerrar en los 2.581 puntos.
En cuanto al resto de indicadores, el selectivo S&P 500, que mide el rendimiento de las quinientas principales empresas estadounidenses que cotizan en la Bolsa neoyorquina, bajó 7,60 puntos (0,51%), quedando en los 1.476,65 enteros. El mercado neoyorquino movió un total de 1.024 millones de acciones, frente a los 1.417 millones del Nasdaq. De las 3.376 empresas contratadas en el mercado neoyorquino, 1.061 subieron, 2.217 bajaron y 98 no registraron cambios. En el mercado secundario de deuda, las obligaciones a diez años subieron ligeramente y ofrecían una rentabilidad, que se mueve en sentido inverso, del 4,46%. Los inversores se mostraron hoy inquietos por la aparición de más signos de que persisten los problemas en el mercado crediticio e inmobiliario, después de que el banco hipotecario británico Northern Rock acudiera el viernes a la reserva de emergencia del Banco de Inglaterra por la crisis de liquidez en el mercado interbancario. Las declaraciones del ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan advirtiendo del peligro de recesión, del riesgo de un "rebrote inflacionario" y de la existencia de una "burbuja" inmobiliaria en EE.UU., alimentaron el nerviosismo de los inversores. Wall Street sigue a la expectativa de si la Reserva Federal (Fed) bajará mañana los tipos de interés, que mantiene sin cambios desde junio de 2006, en el 5,25%. Los inversores confían en que la Fed recorte los tipos de interés en un intento por suavizar la crisis del mercado crediticio en Estados Unidos, que tiene un problema de liquidez. Los expertos aseguran que el mercado, sin embargo, podría sentirse decepcionado si finalmente la Reserva Federal sólo baja las tasas de interés en un cuarto de punto, en vez del medio punto que muchos inversores esperan. Wall Street también estuvo atento al precio del petróleo de Texas, que estableció un nuevo máximo histórico en Nueva York al cerrar a 80,57 dólares, mientras persiste la inquietud en torno a si el nivel de oferta será suficiente para atender la demanda a nivel global. Los títulos de Microsoft bajaron un 1,08%, hasta los 28,72 dólares por título, después de que el Tribunal de Primera Instancia de la Unión Europea (UE) confirmara la histórica multa de 497,2 millones de euros impuesta por la Comisión Europea en 2004 a la compañía por abusar de su posición dominante. El Tribunal dio la razón a la Comisión Europea, que condenó en 2004 al gigante informático a pagar esa multa millonaria por aprovecharse del monopolio de su sistema operativo Windows para expulsar del mercado a otros competidores, a los que no dio información necesaria para fabricar productos compatibles. Por otro lado, la Reserva Federal inyectó 16.750 millones de dólares al sistema monetario del país, mediante operaciones de recompra de deuda pactadas a un día de plazo.