El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, ha restado importancia al informe recién publicado por su organización -en el que se reconoce que la economía china está sobrevalorada en un 40%- y asegura que ello en principio no tendrá consecuencias en la política del BM hacia Pekín. El informe, publicado ayer por el BM clasifica un total de 146 economías utilizando un sistema de Paridad de Poder adquisitivo y asegura que la economía china es un 40% menos fuerte de lo que se estima con otros baremos.