El sector manufacturero español se deterioró en septiembre hasta el 45,8 puntos, desde los 47,2 puntos previos de agosto, según el índice de gerentes de compra que elabora Markit. Este empeoramiento se produce por segundo mes consecutivo y después de un periodo de mejora. Un dato por debajo de 50 significa contracción.